sábado, 20 de enero de 2018

Fuente Real del León - Játiva



En 1788 se construyó el nuevo Portal del Lleó, diseñado por Vicente Gascó, y seguidamente se propuso hacer a cada lado del portal una fuente con un león, que venían a sustituir otra fuente antigua. Finalmente sólo se esculpió una de las dos fuentes de estilo neoclásico, con una gran taza redonda y un pilón almohadillado, que se concluyó en 1818.

(La ciudad de las mil fuentes)

Faro de Calanans - Cadaqués

El faro de Calanans es un faro del municipio de Cadaqués (Gerona, España), en la comarca del Alto Ampurdán, y está incluido en el Inventario del Patrimonio Arquitectónico de Cataluña.

Descripción
Edificio de planta rectangular y dimensiones reducidas, la torre es cilíndrica. A unos dos metros y medio de altura arranca un primer cuerpo prismático de sección cuadrada, empotrado en el fondo de la fachada posterior, que se levanta hasta la altura de la azotea. En un pequeño vestíbulo estaba el acceso a las dos únicas habitaciones de los fareros, la habitación del ingeniero y un almacén. Presenta una terraza superior, por encima de la cual se eleva la torre de señales. En la fachada principal hay aperturas rectangulares, las cuales se encuentran tapiadas en la actualidad. En esta se abre la puerta, centrada entre dos ventanales que presentan un enmarcado simple y con resaltes lisos, que se repiten en las esquinas del edificio. En los muros laterales hay aperturas que han conservado la verja original. Con la reforma posterior se amplió el cuerpo exterior y se añadieron el comedor, una cocina, tres dormitorios, un lavabo y un almacén.

Historia
El faro de Calanans fue proyectado, como otros, en tiempos de la reina Isabel II, al regular el plan general de alumbramiento de costas y puertos del Estado, en 1847. Aun así, no se construyó hasta años más tarde y fue inaugurado en 1864. La construcción fue atribuida al ingeniero J.M. Faquinetto, autor del faro de Cabo de Creus.
Está situado en las coordenadas 42º 16'10 de lat. N. y 9º 20'30 de lg. E. Inicialmente era considerado de sexto orden, su señal era luz fija con un alcance de 10 millas y con un levantado de foco de 35,50 m sobre el mar y 7,30 m sobre terreno. Lo hacía funcionar un farero.
En el año 1904 hubo un plan de reforma que no se llegó a realizar. El año 1926 fue modernizado y pasó a ser considerado de tercer orden. Se sustituyó la linterna prismática de luz fija por una circular de 1,80 m de diámetro, con mecanismo giratorio que producía grupos de tres ocultaciones (dos luces cortas seguidas de una de larga), cada 15 segundos, con el mismo alcance.​ Desde la década de 1960 el faro es automático y no hay personal adscrito, los fareros de Cruces son los encargados de su mantenimiento.
Actualmente el faro de Calanans es objeto de renovación, se restaurará el edificio.
G. Rahola y J. Rahola explican que:"durante toda nuestra juventud, era torrero del faro de Calanans, el cadaquense del cuerpo de faroleros Sebastià Alfaras, que vivía con su familia en el susodicho faro". Según el periódico cadaquense "Sonido Ixent", núm 154 de 16 de noviembre del 1929, que da la noticia del óbito del susodicho torrero, este prestó servicio en el faro de Calanans durante 44 años
Al caer la actividad marítima y comercial del puerto de Cadaqués, al primer tercio del siglo XX, este faro perdió su valor estratégico y fue relegado a un cierto abandono. El año 1982, atendido su estado ruinoso, se quiso derrocar y sustituir por otro nuevo. La oposición de los vecinos de Cadaqués lo impidió.

(Wikipedia)

Embalse de Salime

El embalse de Salime es un embalse español situado en el occidente del Principado de Asturias y en el oriente de la provincia de Lugo, sobre el cauce del río Navia. Fue inaugurado en el año 1955 y tiene una capacidad de 265,60 hm3.
Constituye el tercer embalse construido en el río Navia, tras los de Arbón y Doiras respectivamente.
Su presa es de tipo gravedad y tiene 128 metros de altura. Se sitúa en la confluencia de los concejos de Pesoz, Allande y Grandas de Salime. La carretera AS-14 discurre sobre la presa.
La superficie ocupada por las aguas es de 685 ha, ocupando terrenos de los concejos de Grandas de Salime e Ibias, en Asturias; y de Negueira de Muñiz, en Lugo, Galicia.
Su aprovechamiento es fundamentalmente hidroeléctrico, aunque se organizan también actividades lúdicas y recreativas.
(Wikipedia) 

Calle del Desengaño Madrid

Cuenta la tradición que Jacobo Grattis, de quien se dan más pormenores en la calle del Caballero de Gracia, rondaba cierta noche a una dama que habitaba por estos contornos, y hubo de encontrarse con el príncipe Vespasiano de Gonzaga, a quien suponía rival. Instigado por los celos, dícese que le provocó, y cuando se disponían a cruzar sus aceros, pasó ante su vista una sombra cubierta con un velo y seguida de un zorro que con penetrante mirada amenazaba á los combatientes. Suspendieron el desafío con tal motivo, y ambos diéronse a seguir la sombra, que se detuvo arrimada a una tapia. Entonces descubrieron que era una momia bien conservada, y vestida con ropilla y trusa de terciopelo. 
Dícese que todo fué una ficción inventada para infundir miedo a los que transitasen por aquel sitio, porque en la quinta del conde de Vicinguerra de Arcos, próxima al lugar en que hoy se halla el Tribunal de Cuentas, se reunían unos conspiradores que, capitaneados por D. Iñigo López de Mendoza, favorecían las aspiraciones del príncipe D. Carlos, hijo de Felipe II.
La frase ¡qué desengaño! pronunciada por los caballeros al encontrarse la momia, dió origen al nombre de la calle, según esta tradición, que, como todas, consignamos sólo para poner al lector al corriente de cuantos antecedentes hemos podido reunir de las calles de Madrid, pero sin que atestigüemos su autenticidad.

(Carlos Cambronero)

Calle Betis - Sevilla

Calle mítica del barrio de Triana que conecta con el popular Altozano. Esta calle se asoma al río Guadalquivir, y no sé si me gusta más andar la calle en sí, o contemplar desde la orilla opuesta sus fachadas de colores alegres. Pero también desde ella y su jaleo de bares e intensa vida nocturna, podemos contemplar la Torre del Oro, la Giralda y la Maestranza. Así que se mire por donde se mire, notiene desperdicio.

(6 calles de Sevilla)

viernes, 19 de enero de 2018

Fuente de Santa Anna - Barcelona

660 años dan para coleccionar acontecimientos difíciles de calcular. Desde sobrevivir a un asedio por mar a mantenerse en pie tras un terremoto capaz de provocar una treintena de muertes. Desde ser testigo de la expulsión de los judíos por orden de los Reyes Católicos a proveer de agua a miles de personas en plena época de peste. Desde contemplar la construcción del Templo Expiatorio de la Sagrada Familia a acoger visitantes de una Exposición Universal o de unos Juegos Olímpicos. Y tantos otros.
La fuente de Santa Anna ha sobrevivido, desde 1356, a siete siglos de la intensa historia de Barcelona. Situada en un enclave emblemático de la ciudad, en la confluencia de la calle Cucurulla con la avenida del Portal de l’Àngel, la fuente de Santa Anna es la más antigua de Barcelona y una de las referencias históricas destacadas en el distrito de Ciutat Vella. Su construcción en una época de decadencia sirvió de alivio para la población barcelonesa, que sin agua corriente en casa se servía de pozos y fuentes públicas.
Sin embargo, los ciudadanos no fueron los primeros beneficiados de la fuente de Santa Anna. En sus inicios se trataba de un abrevadero para caballos, en un lugar de la ciudad muy concurrido por viajeros como era la plaza de Santa Anna. No fue hasta 1375 cuando el abrevadero se amplió con una fuente que, desde entonces, se puede observar anclada a la fachada del Reial Cercle Artístic. Una particularidad en algunas fuentes de la época medieval, que se construían adosadas a los edificios porque detrás de los surtidores se encontraban las tuberías de entrada del agua.
Aunque la fuente cuenta con cinco cuerpos, todo parece indicar que su forma original fue octogonal. Este no es el único cambio que ha sufrido la fuente a lo largo de los siglos. Todo lo contrario, con el paso de los años se han sucedido una serie de reformas. En el siglo XIX se produjo una ampliación de la parte ornamental de la fuente con una figura escultórica que se conserva en el frontispicio. Sin embargo, la remodelación más importante tuvo lugar en 1918, cuando Josep Aragay decoró las paredes con cinco plafones de cerámica y elaboró unos jarrones que se colocaron en la parte superior de la estructura. Para su obra, el artista local había estudiado las técnicas de ornamentación mural en Italia gracias a una beca del mismo Ayuntamiento de Barcelona.
Ya en 2002 se procedió a restaurar los jarrones que, casi un siglo después, habían sufrido algunos desperfectos. En la actualidad, la fuente de Santa Anna cuenta con la decoración cerámica de Aragay, además de un escudo de la ciudad en el cuerpo central y mascarones en cuatro de sus paredes. Todos estos elementos configuran una fuente que en el pasado fue un auténtico servicio público para caballos y vecinos de Barcelona, y que siete siglos después cumple una función ornamental capaz de despertar el interés de los turistas que, a diario, se fotografían ante esta emblemática -y longeva- obra de Barcelona.

(La Vanguardia)

Siurana - Tarragona

Siurana es un pueblo de cuento que evoca el recuerdo del medievo. Está enclaustrado sobre el río y para conquistar el pueblo hicieron falta los caballeros de cuatro condes, pues el castillo de Siurana franqueaba una frontera que se extendía del Coll de Balaguer a Tamarit de Gaià. Fue finalmente conquistada en 1153 tras la caída de Lleida y Tortosa lo que lo convierte en el último reducto de la reconquista. El edificio más relevante de Siurana es su iglesia románica, que tiene una portada con un tímpano figurado enmarcado por tres arquivoltas de medio punto. Además, es uno de los destinos de escalada más importantes del país y del mundo.

(Trivago)